Calcetines exfoliantes

Los calcetines exfoliantes son una solución para mantener tus pies cuidados y sanos.

Este tipo de calcetines son ideales para mantener a tono nuestros pies y nos permiten eliminar callosidades, piel muerta e impurezas de todas las partes de nuestros pies.

De esta manera, conseguimos pies más suaves, cuidados y vitales en nuestro día a día.

El sistema que usan los calcetines exfoliantes es un peeling químico que requiere de varios días para empezara observar resultados. En apenas dos o tres días desde el inicio del uso de estos calcetines terapéuticos empezamos a observar como eliminamos las pieles muertas y las callosidades de nuestros pies, que quedan totalmente suaves al tacto y a la vista.

Calcetines exfoliantes: luce unos pies radiantes

Si eres de esas personas que no quiere ver durezas o grietas por sus pies, los calcetines exfoliantes son una gran opción. Este tipo de calcetines incorporan un líquido que actúa como efecto peeling para librarnos de la piel muerta de nuestros pies. De esta manera, el efecto que producen es la eliminación de esas durezas o grietas que acaban apareciendo con la rutina del día a día sobre nuestros castigados pies.

Calcetines exfoliantes: cómo usarlos

Pues, obviamente, debemos usar los calcetines exfoliantes con los pies limpios y secos. De esta manera su efecto es mayor. En realidad tienen forma de peuco plastificado. Debemos poner nuestros pies dentros y podemos ceñirlos más si, una vez puestos, usamos unos calcetines tobilleros por fuera. Así conseguimos ceñir más a la piel estos calcetines exfoliantes.

Debemos sentarnos, relajarnos y que los calcetines exfoliantes empiecen a actuar. Tampoco es imprescindible que nos quedemos sentados. Podemos caminar, pero sin hacer grandes esfuerzos. Y, tras el tratamiento, recomendamos usar alguna crema o producto hidratante para dejar nuestros piel listos para lucir sandalia con unos pies resplandecientes.

Resultado de los calcetines exfoliantes

Tras los tres o cuatro primeros días empezaremos a ver resultados. Nuestra piel muerta ira pelándose y dejando aflorar la piel nueva, más suave. Pero también más sensible. De manera que tenemos que tener especial cuidado con nuestros pies tras aplicar el tratamiento. La sensibilidad de la “nueva” piel puede hacer que, de forma más fácil, nos aparezcan rozaduras o bambollas si castigamos nuestros pies.

Calcetines exfoliantes: qué contienen

El tratamiento exfoliante de estos calcetines no es químico. Es decir, no actúan micro granulos ni nada que frote el pie. Es un peeling químico. Y entre su composición podemos encontrar algunos de estos productos naturales: Extracto de Aloe Vera, Ácido Hialurónico, Ácido Glicólico, Ácido Salicílico, Colágeno o extracto de pepino.

Calcetines exfoliantes: algunas recomendaciones

Como ya hemos dicho antes, recomendamos el uso de los calcetines exfoliantes de forma terapéutica. Pero para ello recuerda usarlos con los pies limpios y secos. Evita usarlos con las uñas pintadas. Y tampoco los uses si tienes rozaduras o heridas en los pies. Y recuerda hidratarlos tras el tratamiento con productos naturales.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Comparte si te parece interesante
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •